+ Documentos
+ Radio Ciudadanía del Barrio Yungay
+ Radios Comunitarias
+ Radio Wallon de Likan Ray
+ Radio Siglo XXI de La Pintana
+ Radio Encuentro de Peñalolén
+ Radio Lo Prado
+ Radios Comunitarias de Valparaíso
+ Asociación Mundial de Radios Comunitarias
+ Radio La Granja
+ Radio Canelo de Nos
+ Radios Comunitarias
 
Imagen
 
Radios Comunitarias...La voz del pueblo
por Cristián Rojas Molina

En 1932, el poeta,director teatral y dramaturgo alemán Bertolt Brecht, señaló que <la radio podría ser el sistema de comunicación pública más maravilloso que se puede imaginar... si fuera capaz, no sólo de transmitir, sino también de recibir, permitiendo así que el oyente, además de escuchar, hable>. Quizás hoy el autor de La Opera de los Dos Centavos sería un ferviente auditor de las radios comunitarias. Y es que la gran diferencia entre las radios comerciales y las emisoras de bajo alcance, es justamente la participación ciudadana que estas últimas propician. No obstante, pese a su innegable rol social,no son pocas las dificultades que deben sortear.


Algunos requisitos que impone la Subsecretaría de Telecomunicaciones (SUBTEL) para la existencia de estas radios comunitarias son: Cobertura de 1 watt, imposibilidad de generar financiamiento a través de publicidad, duración de la concesión por tres años (no necesariamente renovables) a diferencia de los 20 años de licencia para las radios comerciales. También están los engorrosos papeleos de postulación (para lo que requieren de asesorías técnicas que superan los 300 mil pesos). Así, quienes son parte de estos colectivos sociales, han debido ingeniárselas con fiestas, peñas folclóricas, completadas u otras actividades para solventar estas asesorías, además de los costos operacionales.

Antiguamente conocidas como Radios Piratas, actualmente conocidas como Radios Comunitarias, aparecieron esporádicamente en la década de los 80, ligadas a grupos de oposición a la dictadura de Pinochet, en sectores de la Región Metropolitana, como Villa Francia, Conchalí y Renca; pero su arremetida masiva se da con la Ley de Telecomunicaciones en 1994. Hoy surgen por gente que tiene el anhelo de aportar a su localidad, de expresarse y exponer sus inquietudes o simplemente porque están aburridos de las radioemisoras comerciales, que en su gran mayoría siguen los ritmos de moda, llámese Axe u otros. Sin embargo, estas loables iniciativas están al margen de la ley, pues la acción de transmitir sin autorización es un delito de acción pública penado con 500 y un día de cárcel.

En nuestro país, el principal organismo que las agrupa es la Asociación Nacional de Radios Comunitarias y Ciudadanas de Chile (ANARCICH), que entre sus principios adscribe al derecho a la libertad de expresión y opinión, democratizar la información y las comunicaciones, asegurar contenidos socio culturales y temas ciudadanos basados en la no discriminación, respeto a la diversidad cultural y del medio ambiente, la promoción de la expresión y participación de actores locales en las respectivas comunas.
 
Este es otro párrafo que puedes editar del mismo modo.
Escríbeme
Me interesa tu opinión